Importancia de las Vitaminas A, D3 y E durante la reproducción de pájaros

Efecto de los estados carenciales durante la etapa reproductiva

La etapa reproductiva es uno de los periodos más complejos a nivel biológico para el organismo de nuestras aves, ya que son muchos procesos encargados de la estimulación de los órganos sexuales, y la carencia de vitaminas durante dichos procesos repercute directamente en la calidad reproductiva de los especímenes adultos.

Por ello es fundamental que, para obtener resultados de calidad e incrementar la tasa de éxito reproductivo, aportemos una alimentación de composición equilibrada, prestando atención a su contenido en vitaminas, especialmente de los grupos A, D3 y E, ya que son las más importantes para el correcto desarrollo de los procesos biológicos encargados de la estimulación de los órganos sexuales, así como la creación y acondicionamiento de los futuros embriones durante la gestación.

También son sumamente imprescindibles para generar un robusto sistema inmunitario con una correcta respuesta de sus defensas, un factor decisivo para la supervivencia de las crías y el mantenimiento de un alto estado de salud de los especímenes reproductores, lo que incentiva el incremento del deseo sexual.

Trucos nutricionales para superar con éxito las etapas reproductivas

El uso de productos nutricionales concentrados a base de vitaminas y proteínas es una poderosa herramienta muy útil para mejorar el rendimiento reproductivo de los pájaros, es el caso de la vitamina AD3E rica en oligoelementos esenciales que ayudan a favorecer la espermatogénesis de los machos y la fertilidad en las hembras, aumentando la fecundación y el rendimiento de adultos reproductores.

La Vitamina E es uno de los micronutrientes encargados de estimular el instinto sexual, además de mejorar la capacidad de incubación tras la puesta. También es fantástica regulando el metabolismo del calcio, indispensable para el organismo durante la formación de los huevos, así como en el desarrollo óseo de las crías entre otras funciones, como la de la preservación de los huesos de los especímenes de avanzada edad.

Por otro lado, la ingesta de Vitamina A es fundamental para conseguir una fuerte integridad de su sistema inmunológico, y para el correcto mantenimiento de los tejidos blandos y óseos.

El consumo de Vitamina D3 es una de las vitaminas más requeridas, especialmente en la época de reproducción, tanto antes como durante el proceso reproductivo, siendo conveniente su ingesta acompañada de aminoácidos y minerales que completen los elementos para la síntesis de productos celulares.

Existen suplementos nutricionales específicos que ayudan a conseguir un equilibrado aporte de Vitaminas A, D3 y E, complementados con proteínas, aminoácidos y otros oligoelementos que potencian de manera notable la etapa reproductiva de los pájaros, confiriendo un incremento del número de crías en excelente estado de salud al final de la temporada, por lo que resultan ideales para completar la alimentación de cualquier tipo de ave criada en cautividad.



error: El contenido está protegido !!